RemodelacionCorporal

Abdominoplastia

La abdominoplastia es una operación estética que tiene como finalidad obtener un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

  • Te llamamos

    +34 952 82 18 11

    o rellena este formulario

    * Campo requerido

ABDOMINOPLASTIALa abdominoplastia es una cirugía plástica de reconstrucción de la pared abdominal, recomendada para eliminar el exceso de piel y grasa producida por embarazos o cambios bruscos de pérdida de peso.

La abdominoplastia también tensa los músculos de la pared abdominal con el objetivo de redefinir el abdomen, la cintura y así dar forma del tronco del cuerpo.

En la abdominoplastia los músculos rectos del abdomen son unidos ya que con los embarazos sufrieron una separación formándose una hernia, esta distensión es normal y recuperable con esta operación estética.

El exceso de tejido colgante es extirpado junto a la grasa excedente; esta cirugía plástica puede complementarse con una cirugía de liposucción y así lograr en conjunto con la abdominoplastia el resultado deseado.

 

Más información sobre Abdominoplastia

 Técnica:

No existe una única técnica a aplicar, en cada caso hay que identificar el nivel del problema existente y luego elegir la técnica mas adecuada para corregirlo. Las cicatrices que se producen dependerán de la situación anatómica del paciente y la necesidad de corregir las estructuras que compone la pared abdominal.

Cuando existe exceso de grasa, piel elástica y músculo abdominales correctos, el problema se soluciona con una simple liposucción, con cicatrices apenas visibles.
Si al exceso de grasa le unimos exceso de piel, habrá que eliminar cierta cantidad de piel para que el abdomen vuelva a ser liso. En tal caso la cicatriz estará situada por encima del pubis similar a una cesárea.
Si además los músculos rectos y oblicuos están afectados, tendremos que tensarlos y así devolverles su tono y conseguir un resultado óptimo. La cicatriz en este caso sería mayor.

 

 Pre-Operatorio:

  •  Analítica completa en sangre
  •  E.C.G.
  •  Placas de tórax

 

 Post-Operatorio:

Durante la primera semana el reposo es absoluto. La segunda semana se pasa a un reposo relativo. De la tercera a la sexta la incorporación a las labores cotidianas se irá haciendo progresivamente, limitando evitar los movimientos y esfuerzos excesivos.

Durante este tiempo el uso de prenda compresiva (tipo faja) será vital para conseguir un buen resultado.

 

 Información del tratamiento:

Anestesia: General o Epidural
Lugar Intervención: Hospital
Tiempo Quirúrgico: 3 – 5 Horas
Estancia Hospitalaria: Un día

 

Procedimientos Asociados:

Preguntas frecuentes

  • Un buen candidato para la abdominoplastia es alguien que está cerca de su peso ideal, pero tiene exceso de piel abdominal y músculos abdominales débiles, ya sea a causa del embarazo o la pérdida de peso.

  • Esta cirugía raramente trae complicaciones, siempre y cuando sea realizada dentro de los criterios técnicos establecidos. Entre ellos, preparar convenientemente a cada paciente para el acto operatorio, además de analizar la conveniencia de asociación de esta cirugía simultáneamente con otras. La obesidad trae mayor riesgo quirúrgico.

  • Durante el período de recuperación de la abdominoplastia sentirá cierto malestar y dolor temporal, por lo cual mantendrá una ligera dosis de analgésicos y deberá permanecer en semireposo. Las suturas se eliminarán por etapas en el transcurso de unas semanas. Las caminatas moderadas y otros ejercicios muy suaves le ayudarán a aliviar las inflamaciones y evitarán la formación de coágulos de sangre.

  • No, la abdominoplastia es la intervención que se realiza cuando existe un exceso de piel y grasa en el abdómen. La liposucción agrava aún más el problema de la caída de la piel.

  • La cicatriz resultante de una abdominoplastia está ubicada horizontalmente justo encima de la implantación de los vellos púbicos, prolongándose lateralmente en mayor o menor extensión, dependiendo del volumen del abdomen a ser corregido.

  • En los primeros meses, el abdomen presenta una insensibilidad relativa, además de estar sujeto a períodos de inflamación que desaparecen paulatinamente. En esta fase, el abdomen podrá tener el aspecto de estirado o plano. Con el pasar de los meses y habiendo iniciado los drenajes linfáticos, se alcanzará gradualmente el resultado definitivo. Nunca se debe considerar como definitivo ningún resultado de una abdominoplastia antes de los seis meses de post-operatorio.