MedicinaEstetica1

Lifting Facial Hilos Tensores

El lifting con hilos tensores es una técnica de rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo y traumático, seguro, efectivo y sin cicatrices, obteniendo como resultado una apariencia natural.

  • Te llamamos

    +34 952 82 18 11

    o rellena este formulario

    * Campo requerido

shutterstock_157876493Cuando comienza el proceso de envejecimiento, los tejidos conectores se debilitan, el colágeno y la fibras elásticas empiezan a deteriorarse, sus características estructurales de tonicidad y elasticidad cutánea se ven alteradas y por tanto con el paso del tiempo ya no logran contrastar la fuerza de la gravedad y se traslada a otras partes de la cara, modificando el aspecto.

Estos cambios en nuestra estructura de soporte se traducen en forma de flacidez, surcos, pliegues y arrugas profundas que pueden aparecer a partir de los 30 años.

Áreas que se pueden tratar

  •  Elevar los tejidos flácidos del tercio medio e inferior del rostro
  •  Levantar cejas caídas
  •  Reposicionar cejas y rostro asimétrico
  •  Redefinir el contorno del cuello y la línea de la mandíbula
  •  Suavizar el envejecimiento prematuro de la piel

 

Más información sobre Lifting Facial Hilos Tensores

 

 Técnica:

El Dr. realiza una pequeña incisión en la linea del cabello e inserta los hilos bajo la superficie de la piel, para elevar y reposicionar sin alterar la fisonomía del paciente.

Una vez que los hilos están en posición, nuestro organismo genera colágeno, el cual rodea cada hilo y lo fortalece en su posición, manteniendo el efecto lifting de forma prolongada. La ubicacion de cada uno de los hilos varia dependiendo del paciente.

Es un procedimiento rápido y se realiza bajo anestesia local con sedación

Tiempo quirúrgico: 1 hora aproximadamente

 

 Pre-Operatorio:

Es necesario determinar si el paciente es candidato al procedimiento. Es importante realizar una valoración precisa del envejecimiento para que el resultado sea el esperado.

Estudios previos: Analítica en sangre

 

 Post-Operatorio:

El post-operatorio inmediato dura alrededor de 14 días.
La piel de la zona tratada puede apreciarse ligeramente fruncida durante las primeras 2 ó 3 semanas, pero esto se irá corrigiendo espontáneamente.
No se han descrito reacciones alérgicas, si bien cabe la posibilidad médica de que esto ocurra.
La zona tratada puede resultar dolorida durante los primeros días, así como presentar una ligera inflamación, que en general corresponderá tanto a la infiltración del suero anestésico como al propio edema que produce la manipulación y tracción sobre el tejido.

 

 Cuidados Posteriores:

Se recomienda drenaje linfático manual después de los primeros 3 – 4 días

 

Procedimientos Asociados:

Preguntas frecuentes