MedicinaEstetica1

Factor de Crecimiento

El factor de crecimiento epidérmico es capaz de aumentar el grosor de la piel, devolverle su elasticidad y firmeza, disminuir los efectos sobre la misma de la oxidación celular y eliminar arrugas.

  • Te llamamos

    +34 952 82 18 11

    o rellena este formulario

    * Campo requerido

FACTOR DE CRECIMIENTOLa utilización de plasma rico en plaquetas es muy reciente. En el campo de la Medicina Estética, aproximadamente tres años, se emplea para regenerar y rejuvenecer la piel, entre otros usos.

En la piel los resultados son espectaculares porque se aprecian fácilmente, regulan la remodelación de la epidermis y de la dermis e influyen en la apariencia y textura de la piel. Con ellas se provoca la regeneración celular y la piel mejora, porque producen una mayor y más rápida revascularización de la misma. Además estimulan la producción de glicosaminoglicanos, fibras colágenas y elásticas necesarias para sustituir las estructuras alteradas por el envejecimiento.

Los factores de crecimiento

  •  Aumentan del grosor de la epidermis
  •  Realizan una recuperación de su consistencia elástica
  •  Mejoran la revascularización
  •  Proporciona una mayor tersura de la piel

Aunque la utilización de factores de crecimiento por sí solos permite ya obtener resultados excelentes, los casos en los que se enriquece con ozono se debe a otras razones, por ejemplo para aquellos casos en los que se necesita un apoyo extra para lograr la regeneración de la piel, este es el caso de los fumadores o de los que sufren un grave envejecimiento de la misma por excesiva exposición al sol.

 

Más información sobre Factor de Crecimiento

 Pre-Operatorio:

Una vez el paciente está en la consulta se le aplica en la zona a tratar una crema anestésica y se deja que actúe unos minutos, tiempo en el que permanece tranquilamente relajado. Luego se le extrae un poco de sangre a fin de obtener, casi sobre la marcha, el concentrado de plaquetas necesario. Y una vez conseguido el plasma rico en factores de crecimiento, se ozoniza en la misma jeringuilla y luego se introduce en la dermis mediante microinyecciones repartidas en esa zona.

Terminada la aplicación se procede a poner un producto relajante y descongestivo en la piel tratada.

 

 Post-Operatorio:

No tiene efecto secundario alguno ya que es un implante autólogo. Por tanto, no hay posibles reacciones alérgicas. El único posible “inconveniente” es que, aunque las plaquetas se inyectan en la piel con una jeringuilla muy fina, puede notarse tras el tratamiento algún pequeñísimo punto morado dejado por la aguja en la zona tratada, pero desaparece rápidamente.

 

 Cuidados Posteriores:

Todas las pieles se benefician del tratamiento, aunque es casi más espectacular en las pieles muy dañadas, que en las que no lo están tanto. Siempre se obtiene una mejoría notable en la calidad de la piel pero, evidentemente, no es lo mismo tratar una de 35 años bien cuidada, que una de 60 que nunca se ha cuidado o está estropeada por los efectos del tabaco o del sol.

La piel, cuanto más joven es, mejor responde. Hay que tener en cuenta que no es un tratamiento cosmético que actúa desde fuera. Es un tratamiento natural y fisiológico que utiliza las propias proteínas de nuestro organismo, seleccionadas y concentradas, para que reparen el daño producido por el paso del tiempo o por las lesiones solares.

 

Procedimientos Asociados: