Radiofrecuencia

Radiofrecuencia

La energía de la radiofrecuencia penetra en la piel calentando la capa intermedia de ésta y la red de colágeno de la capa interna, tersa inmediatamente el colágeno existente y estimula la creación del nuevo.

  • Te llamamos

    +34 952 82 18 11

    o rellena este formulario

    * Campo requerido

shutterstock_221729500Después del uso durante tres años de la radiofrecuencia Monopolar, resulta un método muy efectivo para tensar la piel, rejuveneciéndola a la vez por la gran producción de nuevo colágeno que provoca.

Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas para acceder a las capas más profundas de la dermis, sin dañar las capas superficiales, para reestructurar las fibras de colágeno y conseguir un efecto tensor duradero.

El mayor inconveniente de los tratamientos con radiofrecuencia es que la mejoría es progresiva desde el comienzo del tratamiento, aumentando durante como mínimo 6 meses y que a veces sigue mejorando durante un año. Los mejores resultados los obtendremos en 5 sesiones, trabajando una sesión cada 15 días. Las sesiones serán más largas cuanto más flacidez tengamos y necesitaremos en estos casos mayor intensidad. Hemos tratado en el último año todas las zonas corporales y faciales con radiofrecuencia.

En el escote y cuello se obtienen resultados excelentes, mejores que con ningún otro equipo. También en zonas extensas como la espalda y el abdomen, siempre que no haya exceso de grasa. La cara interna de los brazos y de los muslos también son zonas muya agradecidas.

Con todos estos datos podemos afirmar que la radiofrecuencia es actualmente el procedimiento idóneo para tratar la flacidez de la piel, sin efectos secundarios, de una manera cómoda y agradable para los pacientes.

 

Más información sobre Radiofrecuencia

 

Procedimientos Asociados:

Preguntas frecuentes

  • Este tratamiento es ideal para aquellas personas que presentan una ligera flacidez en la piel de la cara y cuello, pero que aún no necesitan realizar un lifting quirúrgico. La radiofrecuencia empieza también a aplicarse en el tratamiento de la flacidez en la parte interna de los brazos y los muslos. Puede combinarse con otras técnicas como luz pulsada intensa que mejora la textura de la piel y las pequeñas manchas y venitas de la cara, con peelings químicos, rellenos, botox, etc. Deben ser realizados en diferentes tiempos y con una secuencia programada para conseguir un rejuvenecimiento.

  • No, se aplica de forma localizada. Es un método no ablativo, por lo tanto que se produzcan efectos secundarios es muy remoto. No obstante, podría producir un ligero enrojecimiento de la zona tratada que desaparecerá en 48 horas

  • Diferentes estudios indican que alrededor del 70% de los pacientes que se han realizado un tratamiento de radiofrecuencia alcanzan una mejoría notable en poco tiempo.

  • La duración del tratamiento, es variable dependiendo del área a tratar. Las zonas pequeñas como brazos o abdomen suelen realizarse en 25-30 minutos, zonas más amplias como trocánteres (cartucheras) pueden prolongarse 45-50 minutos, facial 45 – 50 minutos por sesión.

  • El número de sesiones es variable pero se consideran necesarias entre 8 y12 sesiones para ver resultados. El procedimiento es muy bien tolerado.

  • Cuando se aplica la radiofrecuencia en cara y cuello, el resultado es una piel más tensa y una evidente reducción de arrugas y flacidez. El efecto de tensión se aprecia de una forma gradual y progresiva a partir del mes del tratamiento y los resultados suelen durar aproximadamente dos años. Puede también realizarse una sesión de recuerdo pasados unos meses, cuando médico y paciente lo consideren necesario.