botox en Marbella

Toxina Botulínica

La Toxina botulínica también conocida como Botox, es una neurotoxina que usualmente se utiliza en medicina estética, contra las arrugas y líneas de expresión

  • Te llamamos

    +34 952 82 18 11

    o rellena este formulario

    * Campo requerido

La toxina botulínica en concentraciones no tóxicas para el cuerpo humano, produce una relajación muscular importante, mejorando el aspecto del rostro.

Con el paso del tiempo, es inevitable que se formen arrugas y líneas de expresión porque la piel pierde elasticidad y flexibilidad. Ello forma parte del proceso normal de envejecimiento y sería artificial evitar de forma indefinida que sucediera. No obstante, hay que pensar en cómo estas arrugas hacen que nos vean los demás.

shutterstock_92176087Las arrugas del entrecejo, por ejemplo, pueden darnos un aspecto fatigado, malhumorado o hacernos parecer mayor de lo que somos. Pero eso no es todo: las arrugas suelen asociarse mentalmente a emociones negativas, algo que todos preferimos evitar que nos pase. Es por eso que el Botox es la opción recomendada como tratamiento estético.

El procedimiento con Botox en sí mismo lleva alrededor de diez minutos, pero los efectos comienzan a hacerse visibles entre los cinco y diez días. Los resultados del tratamiento con toxina botulínica no son permanentes, durarán aproximadamente 3 ó 4 meses.


Los mejores resultados clínicos se pueden alcanzar durante este período de aplicado el Botox. Si usted espera a que desaparezcan totalmente los resultados del tratamiento,  es difícil que se pueda ver cómo reaccionaron sus músculos y, por lo tanto, puede ser difícil alcanzar los mejores resultados para su cara.

La aplicación de toxina botulínica requiere de una técnica especial para adecuar las inyecciones a los requerimientos concretos de su estructura muscular. Así, es importante observar sus músculos antes de recobrar completamente el movimiento (y que aparezcan las arrugas otra vez).

Será necesario verle en el momento en el que el músculo empieza a tener cierta actividad, pero antes de que los efectos del Botox hayan desaparecido.

 

Más información sobre Toxina Botulínica

 Cuidados Posteriores:

Deberá ejercitar los músculos tratados durante 2 ó 3 horas después del tratamiento (por  ejemplo, frunciendo el ceño o levantando las cejas). Estos ejercicios ayudarán al producto a actuar sobre los músculos. Aunque estos ejercicios puedan ayudarle, si olvida realizarlos no afectará negativamente a su tratamiento.

  •  No frotar o dar masajes en las áreas tratadas durante las 24 horas siguientes al tratamiento.
  •  No aplicar maquillaje durante las 4 horas siguientes al tratamiento.
  •  No acostarse ni hacer ejercicio durante las 4 horas siguientes al tratamiento.
  •  Puede ducharse y realizar cualquier actividad cotidiana normal.

Serán necesarios unos 14 días para que su tratamiento haga efecto completamente.

 

 Precauciones:

  •  En pacientes con una conocida hipersensibilidad al medicamento.(Clostridium Botullinum tipo A).
  •  Embarazo y lactancia.
  •  En caso de Miastenia grave o síndrome de Eaton Lambert.
  •  En casos de presencia de infección en los puntos que se pretende inyectar.

 

Procedimientos Asociados:

 

Preguntas frecuentes

  • La Tóxina Botulínica (Botox) se utiliza en un procedimiento cosmético no quirúrgico, por medio del cual una proteína natural y purificamente de orígen bacteriano –Toxina Butolínica Tipo A- es inyectada en diferentes zonas del rostro para disminuir las arrugas de la frente, patas de gallo, párpado, entrecejo y los pliegues del cuello. Debido a sus asombrosos resultados y sus mínimos riesgos de efectos secundarios, botox es el mas popular de los tratamientos estéticos no quirúrgicos.

  • Los mejores candidatos para el tratamiento con Botox (Tóxina Botulínica) son hombres y mujeres de 18 a 65 años que desean borrar las resistentes arrugas del entrecejo, las arrugas profundas de su rostro y cuello para lograr una apariencia más juvenil, mas lisa.

  • La Tóxina se inyecta en pequeñas dosis en diferentes zonas del rostro, en los músculos que producen las líneas dinámicas, como las arrugas de expresión facial. La inyección evita de forma temporal que las señales nerviosas lleguen al músculo, con lo que éste se relaja. Al relajarse el músculo, la piel se relaja.

  • Los resultados del tratamiento con Botox no son permanentes, durarán aproximadamente 3 ó 4 meses. Si usted mantiene la frecuencia de tratamiento recomendada por su inyector, la duración del tratamiento puede llegar a ser más larga de 4 meses.

  • Estamos hablando de un tratamiento sencillo y seguro pero debe realizarse por profesionales de la medicina que conozcan perfectamente la anatomía del rostro y su funcionalidad. Su uso correcto representa un extraordinario avance para la cosmética pero un tratamiento mal aplicado puede originar una ptosis o caída del parpado. Si se inyecta cerca de la glándula lagrimal puede producir sequedad ocular en un porcentaje mínimo.

  • El bótox es un tratamiento prácticamente inocuo, podría aparecer algún leve hematoma en la piel que desaparece en unos días. Ocasionalmente, puede producir dolor de cabeza entre el primer o segundo día de aplicación, y posible sensación de pesadez o de falso resfriado.

  • Sí, ya que al contraerse los músculos se evita la formación de nuevas arrugas, por ello cada vez existe un público mas jóven.

  • La Tóxina Botuínica solo debe ser inyectada por un médico con experiencia que sepa con seguridad cuánto hay que administrar y los puntos exactos donde debe administrarse, ello para poder lograr el efecto natural que se desea y evitar el máximo posibles efectos secundarios.

  • Ello depende de la sensibilidad de cada persona. Normalmente no produce dolor. Para los casos mas sensible es posible aplicar una crema anestésica en la zona a tratar.